La imposibilidad de controlar la eyaculación suele implicar un coito breve, con la resultante insatisfacción y la sensación de dejar a la pareja “a medias”.

La pregunta que todos los hombres que la padecen me hacen, es ¿cómo puedo controlar la eyaculación precoz?

El abordaje terapéutico se centra en ejercicios de control físico que requiere de un replanteamiento general de la actitud o disposición ante la relación sexual. Esto ejercicios o trucos sólo son realmente efectivos con apoyo profesional.

Una vez has conseguido el control sobre tu cuerpo, recuperas el placer de disfrutar del sexo en pareja sin ningún problema. Disfruta de tus relaciones sin preocupaciones desde este instante.

Contacta ahora y cuéntame cómo puedo ayudarte