La adicción al sexo es un deseo sexual desproporcionado que genera falta de coincidencia en la pareja.

Si hay pareja, la hipersexualidad, suele conllevar conflictos de “coincidencia”: uno quiere y el otro no.

Más extendido entre los varones, también afecta a mujeres. El deseo sexual elevado, más allá de causas orgánicas, psicológicas o relacionales, requiere un abordaje sexológico integral. Es una causa destacada en la terapias de pareja cuando tienen conflictos.

Contacta ahora y cuéntame cómo puedo ayudarte