IDS: Inhibición del Deseo Sexual

La IDS (Inhibición del Deseo Sexual) es una de las demandas más habituales en la mujer. Sin embargo,  en las últimas décadas observamos que afecta tanto a hombres como a mujeres. El bajo deseo sexual o la inapetencia sexual constante en una persona son factores que ponen en riesgo las relaciones de pareja. 

Tanto los hombre como las mujeres son víctimas de muchos factores que influyen en su apetencia sexual. Estos pueden ser tanto internos como externos y lo más interesante es descubrir sobre cuáles debemos atacar y hacerles frente. En numerosas ocasiones hemos oído frases como “no me apetece hacer el amor”, “no tengo deseo sexual” o incluso “yo creo que soy asexual” entre personas cercanas e incluso nosotros mismos. Las disfunciones sexuales pueden ser un incordio en la pareja llegando a ser una obsesión para aquellos que la padecen. Es importante acudir a un experto que nos indique qué está ocurriendo.

En nuestra Clínica de Alicante te podemos ayudar. El abordaje terapéutico de la inapetencia sexual en el hombre y en la mujer es muy diferente, a pesar de compartir “diagnóstico”. Por ello es conveniente consultar con profesionales en psicología y sexología que detectan componentes psicológicos y físicos que afectan al diagnóstico y entran en mataría para tratar, en cada caso, lo que corresponda.