Mi punto de vista sobre
la sexología y la psicología

Personas asertivas: 10 características que tienen en común

17/05/16

La asertividad es un estilo de comunicación clave por muchos aspectos. Ser asertivo significa que expresas tu opinión correctamente y defiendes tu punto de vista, mientras también respetas los derechos de los demás. Por tanto, es necesario para comunicarse de manera eficiente con otros individuos, pero también para nuestro propio bienestar emocional.

Nos beneficia porque puede aumentar nuestra autoestima, hacer que nos ganemos el respeto de otras personas e incluso puede ayudarnos a prevenir y reducir el estrés. Por suerte, se puede aprender a ser asertivo y, por ello, en el artículo de hoy te explicamos qué caracteriza a las personas asertivas.

Asertividad: 3 áreas principales

Y es que no todo el mundo se comunica de manera asertiva, lo que nos puede llevar a conflictos interpersonales que, en muchas ocasiones, podrían evitarse. La asertividad, además, es una actitud que se manifiesta en cómo nos autoafirmamos y en cómo defendemos nuestros derechos, es decir, en la expresión de nuestros sentimientos, necesidades, preferencias y opiniones. Siempre teniendo en cuenta la opinión de la otra persona, respetándola y valorándola.

En resumen, son tres los pilares básicos de la asertividad: la autoafirmación, la expresión de sentimientos positivos (elogios, agrado, etc.) y la expresión de sentimientos negativos(manifestación de disconformidad o desagrado) de manera adecuada y respetuosa.

Características de las personas asertivas

¿Qué caracteriza a las personas asertivas? Los siguentes 10 rasgos son caracterísiticos de las personas asertivas. ¿Te atreves a conocerlos?

1. Tienen confianza en sí mismos

Las personas asertivas confían en sí mismas y no tienen miedo a mostrarse de esta manera. Por contra, las personas insegurassuelen ponerse un caparazón y estar a la defensiva. Además, las personas que no son asertivas dejarán que otras personas decidan por ellas, pues tienen serias dificultades para mostrar su punto de vista y decir “no.”.

2. Respetan la opinión de los demás

Y puesto que este tipo de personas se sienten confiadas, también son capaces de aceptar las opiniones y las creencias de los demás. Eso no quiere decir que las compartan, simplemente saben que cada uno tiene su propia opinión.

3. Validan las emociones de los demás

La validación emocional es un proceso de aprendizaje, entendimiento y expresión de la aceptación de la experiencia emocional de otro individuo. Es clave porque mejora las relaciones interpersonales, pues el otro individuo se siente entendido respecto a lo que siente y favorece la verbalización de lo que piensa. Las personas asertivas son expertas a la hora de validar emocionalmente a los demás, lo que provoca un incremento de la confianza entre los dos actores de la relación.

Puedes conocer más sobre la validación emocional en nuestro artículo: "Validación emocional: 6 consejos básicos para mejorarla"

4. Escuchan activamente

Los individuos asertivos escuchan, escuchan de verdad. No solo eso, sino que escuchan de forma activa. ¿Qué quiere decir eso? Pues que prestan atención no solo a lo que la otra persona dice, sino lo que siente y lo que expresa emocionalmente. Esto lo consiguen con un contacto visual correcto, sin interrumpir a la otra personas y validando emocionalmente al otro interlocutor para confirmar que ha recibido la información verbal y no verbal de manera correcta.

Artículo recomendado: "Escucha activa: la clave para comunicarse con los demás"

5. Se conocen a sí mismos

Las personas asertivas se conocen a sí mismas y saben el camino que siguen en la vida. Son personas conscientes que tienen un gran autoconocimiento. Entienden sus emociones por lo que no les temen.

6. Se aceptan incondicionalmente

Una de las claves de la confianza en sí mismos es que no piensan en lo que los demás piensan de ellos. Eso sucede porque se aceptan tal y como son y, por tanto, se abren ante los demás sin esperar nada a cambio. Tienen una gran fuerza interior, y esto les permite ser más exitosos en sus vidas.

7. Eligen a sus amistades

Este tipo de personas suelen elegir a quién les va a acompañar en su viaje por la vida. Al menos, en lo posible, se alejan de las personas tóxicas pues permiten entrar en su vida a aquellas personas que realmente se merecen ser sus amigos.

8. Conocen sus limitaciones pero luchan con todas sus fuerzas

Además de aceptarse incondicionalmente, aceptan también sus limitaciones. Ahora bien, estas personas luchan con todas sus fuerzas por realizar sus deseos, pues son fieles a sus ideales. Esto les convierte en unas personas comprometidas. Para poder aceptar a los demás, primero hay que aceptarse a uno mismo.

9. Sabe regular sus emociones

Saber regular las emociones y tener un gran control emocional es determinante a la hora de relacionarse con los demás. Y las personas asertivas saben comprender y manejar adecuadamente sus sentimientos y los de los demás... Esto les permite saber qué necesita la otra persona, y adecuar su tono y mensaje a las circunstancias.

10. Afrontan los conflictos de manera serena

Por tanto, esto les ayuda a afrontar los conflictos con otros individuos de manera calmada. No experimentan más ansiedad que la necesaria cuando se relacionan con otros y son capaces de enfrentarse calmadamente a los conflictos. No solo eso, sino que también aprenden de los fracasos o los éxitos porque saben que son parte de la vida.