Mi punto de vista sobre
la sexología y la psicología

Cómo Solucionar Problemas de Pareja

09/06/16

Cómo Detectar los Síntomas de los Problemas

 

En la mayoría de las ocasiones, los problemas de pareja no llegan de repente, sino más bien van llegando gradualmente con la aparición de diversos síntomas. Sin embargo, no son muchas relaciones las que consiguen identificar dichos síntomas con antelación, ya que generalmente sólo nos damos cuenta de los problemas cuando ya son bastante graves.

Por ello, es muy importante saber detectar pronto los síntomas de los problemas de pareja. Éstos son algunos de los más comunes:

  • La mujer generalmente rechaza tener relaciones sexuales
  • No existe mucha comunicación en la pareja
  • No se suelen realizar muchas actividades juntos
  • Las discusiones son muy frecuentes
  • Alguno de los dos (o los dos) miembros de la pareja suelen estar casi siempre de mal humor
  • Las quejas sobre el otro son continuas. Siempre prevalece lo negativo con respecto lo positivo
  • Ya casi no se piensa en la pareja

Éstos son sólo una pequeña muestra de algunos signos comunes que indican problemas en la relaciones. Es muy importante saber detectarlos, ya que si no se remedian pronto, la mayoría podrían llegar a conducir irremediablemente a un divorcio o separación.

 

Cómo Solucionar los Problemas de Parejas Más Comunes

 

A continuación daremos un listado de los problemas de parejas más comunes y sus posibles soluciones:

1. Infidelidad

La Infidelidad mina la relación porque compromete su base: la confianza. Es un traición  y una demostración de que se ha estado engañando y mintiendo a la pareja.

Solución: acepta las responsabilidades de la vida en pareja y saber tomar decisiones

La infidelidad crónica es un mal común entre algunos hombres e incluso hasta en algunas mujeres. Sin embargo, hay que concienciarse de que el matrimonio es una nueva fase que requiere un cambio en el comportamiento, y que por lo tanto, se debe aceptar que tener una familia requiere una dedicación y afrontar nuevas responsabilidades. Muchas veces estos problemas vienen derivados de que la falta de conciencia más que en la dificultad en hacer dicho cambio. Si uno de los miembros es infiel y no logramos solución, tal vez sea la hora de tomar una decisión radical…

Problemas de Comunicación

Es común que dos personas puedan tener opiniones diferentes sobre el mismo tema, sin embargo, una cosa es el debate sano y otra muy distinta es la discusión. Para evitar estas discusiones muchos matrimonios evitan hablar de ciertos temas sin darse cuenta de que en realidad se están alejando al actuar así. Si no tenemos una buena comunicación, ni hablamos, ni compartimos los problemas, preocupaciones o proyectos… , al final, lo que terminaremos es perdiendo esa complicidad que nos unen y pensando que ya no tenemos nada en común.

Solución: rescatar la afinidad

A pesar de que se haya tomado distancia, todas las parejas tienen cosas en común ya que de lo contrario nunca se hubieran enamorado. Una recomendación es tratar de recordar y hacer las actividades en las que la pareja se sentía cómoda para volver a incrementar esa afinidad mutua.

3. La Falta de Interés en la vida del otro

Para que exista complicidad, es necesario demostrar interés y participar en la vida de la pareja. Si no nos interesamos por la vida del otro, nos iremos distanciando poco a poco.

Solución: cultivar la admiración mutua

En primer lugar tenemos que amarnos a nosotros mismos. Esto es simplemente porque no podemos dar lo que no tenemos. Una vez nos apreciemos a nosotros, tenemos que buscar aquellas cosas de nuestra pareja que nos interesa y hablar sobre ellas.

4. Las Discusiones Frecuentes

En muchas parejas sucede que un leve desacuerdo es suficiente para iniciar un conflicto y desatar un torrente de resentimientos acumulados. Si un debate degenera en una discusión, esto pasa porque ninguno está dispuesto a ceder un milímetro. No se escucha nunca y se empieza con una lucha para ver quién consigue ganar y que su idea prevalezca sobre la otra.

Solución: perdonar los problemas anteriores

Generalmente, las parejas que como consecuencia se pierden el respeto mutuo, tienen su causa en los dolores acumulados del pasado. Esos dolores hacen bueno cualquier argumento para usarse como pretexto para agredir verbalmente a la otra parte. En estos casos, la mejor solución es hacer un análisis profundo de los problemas básicos, aquellos que son la verdadera razón de todas las peleas. Una vez detectados, hay que intentar por todos los medios dialogar y expresar tranquilamente cómo se siente uno y qué se podría hacer para mejorar. Sólo así se actuará sobre la raíz de todos los males en la pareja.

Y con este punto ya terminamos  nuestros consejos para saber afrontar la problemática de cómo solucionar los problemas de pareja. Como nota final, diré que la clave está en la felicidad, porque una pareja feliz es casi inmune a tener problemas serios de relación.