Autoengaño y evitación: ¿por qué hacemos lo que hacemos?
20/08/18

A veces, autoengañarse puede ser una manera de proteger temporalmente la propia autoestima. La mentira es una de nuestras capacidades superiores desarrolladas por la evolución. En cierta manera, nos ayuda a sobrevivir en ciertas situaciones. Así, el autoengaño tiene dos funciones: en primer lugar permite engañar a los demás de una mejor manera (pues nadie miente mejor que quien se miente a sí mismo), lo cual es especialmente útil en una era donde la capacidad de relacionarse con los demás (inteligencia social) ha adquirido prioridad, utilizando en muchos casos la manipulación como herramienta fundamental (véase cualquier negocio). Eso no quiere decir que manipulación y mentira sean dos conceptos similares, pero probablemente cuando firmas un contrato con una empresa nadie te dice “en realidad solo queremos tu dinero”. Por otro lado, el autoengaño es una forma de preservar nuestra autoestima y se relaciona en cierto modo con la evitación. Sí, el autoengaño es una forma de evitación. ¿Y qué evitamos?